¿Qué hacemos?

La prevención promueve los factores que protegen contra la violencia y disminuyen los factores de riesgo que contribuyen a convertirnos en un perpetrador o en una víctima de la violencia.

  • Nosotros creemos que la violencia es un comportamiento aprendido que se puede desaprender o prevenir que se aprenda.
  • Los objetivos de nuestros proyectos son guiar las creencias, actitudes y el comportamiento de los individuos y de nuestra comunidad hacia una cultura de compasión, respeto y responsabilidad.

¿Por qué se necesita la prevención de la violencia?

Es común: 1 de cada 4 mujeres y 1 de cada 10 hombres experiencian la violencia sexual, violencia fisica, y/o acecho por una pareja íntima y reportaron tener un impacto directo durante toda la vida. (Fuente)

Es costoso: El promedio del costo de toda la vida por víctima de la violencia de pareja es $103,767 para mujeres y $23,414 para hombres. (Fuente)

Le sucede a los adolescentes: la juventud, de 12 a 19 años, tienen los niveles más altos de violación y agresión sexual. (Fuente)

Está ocurriendo ahora: Cada minuto, 29 personas son víctimas de una violación, violencia física, o acecho por una pareja íntima. (Fuente)

Teen Minecraft Club es un grupo virtual y educacional facilitado por un educador de jóvenes de Stand Strong. A través de una serie de sesiones interactivas, los adolescentes desarrollarán el conocimiento y las habilidades para formar y mantener relaciones enriquecedoras que son libres de violencia.

Dónde: organizado en Discord y en el servidor Minecraft (Edición Bedrock)
Cuando: cada martes desde las 6:00 a las  7:30 de la tarde, empezando el 21 de septiembre hasta el 9 de noviembre
Quien: cualquier estudiante de entre los grados 7 a 12

 

 

Para más información sobre este programa, por favor contacte a Armando Ruiz.

Correo electrónico: aruiz@luminaalliance.org

El Entrenamiento de Niños a Hombres (ENH), conocido como Coaching Boys into Men (CBIM), es un programa de liderazgo y prevención de violencia para los muchachos que son atletas en la secundaria. El programa de 12-sesiones involucra a entrenadores y a sus atletas en conversaciones que promueven el respeto, la responsabilidad, y la no violencia en relaciones interpersonales y en la escuela. Este programa ha comprobado incrementar la habilidad de los atletas que participan en el programa en identificar comportamientos abusivos y aumentar su creencia en la equidad de género, lo cual son dos factores que han servido para proteger en contra del abuso en las relaciones.

Visita la pagina web: Coaches Corner

Para más información contacta a Armando Ruiz
Por correo electrónico: aruiz@standstrongnow.org
Telefono: (805) 464-6573
Haz una cita: en
Calendly

¿Qué Prevenimos?

Abuso y Violencia de Pareja: la violencia física, violencia sexual, acecho, o daño psicológico ya sea por un compañero/a o esposo/a actual o anterior. Este tipo de violencia es normalmente un patrón de comportamiento en cualquier relación que se utiliza para ganar o mantener poder y control sobre una pareja. Este tipo de violencia puede ocurrir en parejas heterosexuales o del mismo sexo y no requiere intimidad sexual.

    • Agresión psicológica- una comunicación, ya sea verbal o no verbal, destinada a  causar dolor psicológico a otra persona, o que sea percibida con esa intención.
    • Acecho- un curso de comportamiento dirigido a una persona en específico que involucra proximidad visual o física, comunicación sin consentimiento, o amenazas verbales, escritas, o implícitas, o una combinación de las mismas, que le pudiesen causar miedo a una persona razonable. Los comportamientos de acecho pueden incluir perseguir o espiar a alguien, estar parado afuera de su casa o lugar de trabajo, realizar llamadas no deseadas, o vandalizar su propiedad.
    • Control Coercitivo​- un patrón de coerción es caracterizado por el uso de amenazas, intimidación, aislamiento, y abuso emocional, así cómo también un patrón de control sobre la sexualidad y la vida social, incluyendo las relaciones con familia y amigos; recursos materiales (como el dinero, la comida, o la transportación); y varias facetas de la vida cotidiana (como a dónde va y de dónde viene, hacer las compras, limpiar, etcétera). Las características centrales del control coercitivo incluyen el aislamiento de la víctima de su red social y la microgestión de las actividades diarias con el uso de amenazas creíbles que tendrán consecuencias negativas por su incumplimiento.
    • Coerción y violencia sexual ​- cualquier situación en la cual una persona usa medios verbales o físicos para obtener actividad sexual sin consentimiento (incluyendo además la administración de drogas o alcohol, con o sin el consentimiento de la otra persona).
    • Violencia situacional de pareja​ – una respuesta intermitente a los conflictos ocasionales de la vida cotidiana, motivado por la necesidad de controlar una situación pero no necesariamente de estar a cargo de la relación en general. En estas relaciones, la violencia usualmente no se intensifica y es limitada a un incidente conflictivo en particular. Al parecer, este tipo de violencia es igualmente iniciada tanto por hombres como por mujeres.
    • Terrorismo íntimo​ – relaciones que son caracterizadas por un patrón de control coercitivo y violencia severa. Las víctimas en este tipo de relaciones usualmente siempre son mujeres, y los perpetradores suelen siempre ser hombres.
    • Resistencia violenta – usar violencia para resistir, violenta o no violentamente, los intentos de control de una pareja.
    • Relaciones mutuamente violentas – una relación en la cual ambas personas utilizan la violencia física. El grado por el cual una persona pueda ser mucho más violenta que la otra, o por el cual la violencia de una persona es en autodefensa, o por el cual una persona pueda usar formas más severa de violencia que la otra (e.g. agresión sexual) no es tomada en cuenta en esta definición.

Aprende mas en CDC | Intimate Partner Violence
*esta información aún no está disponible en español

Violencia en el noviazgo adolescente: este tipo de violencia puede ocurrir ya sea en persona como también electrónicamente, por ejemplo, enviando mensajes de texto repetidamente o publicando en línea imágenes con connotaciones sexuales y sin el consentimiento de su pareja. Las relaciones enfermizas pueden comenzar tempranamente y perdurar toda una vida. Los adolescentes a menudo piensan que ciertos comportamientos, como las burlas y los insultos, son cosas “normales” de una relación, pero estos comportamientos pueden volverse abusivos y convertirse en formas graves de violencia. Sin embargo, muchos adolescentes no reportan estos comportamientos enfermizos porque tienen miedo de decirles a sus familiares y amigos.

  • Agresión psicológica: el uso de comunicación verbal y no verbal con la intención de dañar a otra persona mental o emocionalmente y/o ejercer control sobre otra persona.
  • Acecho: un patrón repetitivo de contacto y atención no deseados por parte de una pareja que causa temor o preocupación por la seguridad propia o la de alguien cercano a la víctima.
  • Violencia física: cuando una persona lastima o intenta lastimar a su pareja ya sea golpeando, pateando, o usando cualquier otro tipo de fuerza física.
  • Violencia sexual: forzar o intentar forzar a una pareja a participar en un acto sexual, contacto sexual, o un evento sexual no físico (por ejemplo, “sexting”) cuando la pareja no da o no está en condiciones de dar su consentimiento.

Conozca más: 

Coerción y violencia sexual: actividad sexual cuando el consentimiento no es obtenido previamente o no es otorgado de manera voluntaria. A pesar de que nadie está libre de sufrir violencia sexual, la mayoría de las víctimas son mujeres. La persona responsable de cometer la violencia suele ser un hombre y, por lo general, alguien conocido por la víctima. Esta persona puede ser, entre otros, un amigo, un compañero íntimo, un compañero de trabajo, un vecino, o un miembro de la familia.

  • Tácticas de excitación sexual: actos realizados con el propósito de cambiar la opinión de una persona cuando la persona ha dicho que no a tener sexo. Constantes y persistentes halagos, cumplidos, insinuaciones sexuales, caricias, besos, o desnudarse sin haberlo solicitado. Estos ejemplos son considerados formas de acoso sexual cuando ocurren sin un previo consentimiento.
  • Manipulación emocional y engaño: actos destinados a desgastar la resistencia del destinatario, de aprovechar injustamente las necesidades y deseos del receptor en tener una relación, y de engañar y seducir al receptor para obtener contacto sexual. Solicitudes repetidas y cuestionar los actos de rechazo, preguntas sobre la sexualidad de una persona, imponer un “castigo de silencio”, amenazas de terminar la relación, engaño, abuso de autoridad, y chantaje. Estas son razones utilizadas comúnmente para respaldar las acusaciones de ataque sexual y violación.
  • Intoxicación por alcohol o drogas: aprovecharse de alguien que está emborrachado o embriagar deliberadamente a alguien con el solo objetivo de obtener contacto sexual. Hacer que alguien esté demasiado ebrio como para considerar dichas solicitudes, dar consentimiento informado, detectar engaños, o poder escapar físicamente de la situación.
  • Fuerza física o dañina: el receptor se ve obligado a participar en comportamientos sexuales en contra de su voluntad. Inmovilizar a alguien, sentarse sobre alguien, sujetar a alguien utilizando mucha fuerza, pellizcar, golpear, abofetear, patear, amenazar con herir o dañar físicamente, o amenazar utilizando un arma. Esto cumple con la definición legal de violación.

Muéstrame qué tal se ve esto: La Conversación [contiene contenido para adultos]

Aprende mas en CDC | Violencia Sexual
*esta información aún no está disponible en español

A medida que la tecnología se ha ido desarrollado durante los últimos veinte años, su rol como una herramienta utilizada para cometer abuso en una relación se ha convertido en un problema cada vez más importante. La inmensa popularidad de los teléfonos inteligentes, varias aplicaciones de mensajería instantánea y la integración de las redes sociales para formar y mantener relaciones han abierto un número cada vez mayor de oportunidades para cometer abuso. Aquí hay varias formas en que la tecnología contribuye al abuso en relaciones íntimas.

  • Acoso: el acoso en línea implica el envío de mensajes abusivos u ofensivos a un individuo. Esto se presenta como un contacto intencional, repetido y constante. El contacto puede ser degradante, insultante o interrogativo. La víctima a menudo no tendrá un respiro por parte del abusador. Durante un período de tiempo, estos mensajes pueden tener un impacto negativo no solo en la autoestima y la seguridad, sino que también en su desgaste y agotamiento de la víctima
  • Acecho cibernético: el acecho cibernético es una forma de acoso. Estos mensajes a menudo no son solamente ofensivos o groseros, sino de naturaleza un poco más amenazante. Los mensajes pueden ir intensificándose al punto de llegar a amenazar la seguridad física de la víctima. El acecho cibernético puede rápidamente conllevar a cometer acoso o acecho en persona.
  • Exclusión: la exclusión implica el marginamiento deliberado de la víctima. Esto puede implicar dejarlos fuera de los grupos de redes sociales, salas de chat, mensajes, eventos o actividades. Puede significar tener conversaciones intencionalmente en plataformas de redes sociales o aplicaciones a las que la víctima no tiene acceso, o en aquellas que la víctima sí puede ver, pero no puede unirse. El grupo puede continuar diciendo cosas crueles o groseras a las espaldas de la persona excluida.
  • Exposición: la exposición ocurre cuando el abusador comparte públicamente mensajes privados, imágenes u otra información sobre la víctima en Internet. Esto se realiza sin el conocimiento o el consentimiento de la víctima y tiene como objetivo avergonzarla, lastimarla o humillarla. La información puede ser trivial o más privada y seria, pero de cualquier manera, es una forma de exposición. La exposición de imágenes o videos sexuales se llama “porno vengativo”. Vaya a withoutmyconsent.org para obtener más información al respecto.
  • Máscara o Mascarada: esto ocurre cuando el abusador asume otra identidad para acosar anónimamente a la víctima. Pueden hacerse pasar por otra persona, usar la cuenta o el número de teléfono de una persona real o crear una identidad completamente falsa. A menudo, si el abusador siente la necesidad de ocultar su identidad es porque ya conoce muy bien a su víctima. El abusador puede acosar en persona o cibernéticamente a la víctima. Por lo general, esto se hace con el intento de divertirse o para humillar a la víctima.
  • Fraping: Este término se refiere al acto de iniciar sesión en las redes sociales de otra persona y publicar contenido inapropiado en su nombre. Si bien muchas personas consideran este tipo de comportamiento como una broma divertida, “frapear” puede dañar la reputación de esa persona, causarle problemas con su familia, o avergonzarlo y dañarlo de alguna otra manera. Como herramienta de control, los abusadores pueden amenazar con iniciar sesión en una cuenta y publicar información falsa. 

Estas diversas formas de abuso cibernético a menudo se entrecruzan, y el abusador puede optar por emplear o combinar múltiples tácticas para lastimar a su pareja. Por ejemplo, pueden compartir información privada sobre alguien después de haber obtenido acceso a su propia cuenta. Además, todos estos diferentes tipos de abuso cibernético pueden tener lugar en diferentes dispositivos, sitios web de redes sociales, foros, mensajes de texto o aplicaciones móviles. Es posible que las personas ni siquiera se den cuenta del impacto que se puede tener sobre otra persona en línea.

Justicia del lenguaje: cuando nos referimos a la justicia del lenguaje, nos referimos al derecho que todos tienen de comunicarse en el idioma en el que se sientan más cómodos.

  •  En las comunidades multilingües alrededor del mundo, el diálogo a través de las diferencias lingüísticas sólo es posible mediante el uso de estrategias para reducir esas diferencias lingüísticas. El lenguaje nos impacta en una multiplicidad de niveles.
  • Es un fenómeno tanto íntimo como exterior, tanto familiar como cultural, profundamente conectado con nuestros pensamientos más privados y en exhibición en todo tipo de contextos públicos.
  • Nosotros soñamos en idioma, cantamos en idioma, y pensamos en idioma. Es el idioma que hace nuestras canciones de cuna, nuestras historias, nuestras bromas.
  • Utilizamos el lenguaje para nombrar nuestra comida, nuestras ciudades de origen, los miembros de nuestra familia, nuestros amigos, y también a nosotros mismos.
  • El lenguaje es personal, innato, y poderoso; está ligado a nuestras tierras, a nuestros cuerpos, a nuestras relaciones y a nuestros conocimientos.
  • Cada vez que hablamos o hacemos señas en nuestros acentos y dialectos particulares, sintaxis y ritmos, cadencias e inflexiones, nos identificamos y traemos historia social y experiencias personales con nosotros.
  • Cuando nos reunimos para dialogar, es importante que seamos capaces de expresarnos en el idioma que más plenamente transmita la profundidad y el matiz de nuestras esperanzas e ideas, nuestras frustraciones y nuestras dudas. Además, es importante que nos sintamos respetados como oradoresno sólo por lo que tenemos que decir, sino también por cómo lo decimos.
  • Por estas razones, las estrategias utilizadas para salvar las divisiones del lenguaje son esenciales ante cualquier esfuerzo que busque ser realmente inclusivo de personas de diferentes culturas, de diferentes orígenes y con diferentes perspectivas. (Fuente)

Interpretación versus traducción: Mucha gente confunde los términos “interpretación” y “traducción”, pero si usted comienza a hacer la distinción con precisión, ¡hará muy felices a los intérpretes y traductores en su vida!

  • La interpretación siempre involucra el lenguaje hablado, excepto en el caso del lenguaje de señas, y conlleva la transferencia de un idioma a otro de un mensaje hablado en voz alta.
  • Traducción, en cambio, involucra lenguaje escrito, y conlleva la transferencia de un idioma a otro de un texto escrito.
  • Una persona que realiza interpretación o traducción debe tener fuertes habilidades en ambos idiomas, pero estas dos artes implican un conjunto de habilidades muy diferentes: la primera tiene que ver principalmente con la memoria, la multitarea, la velocidad y la fluidez hablada, y la segunda tiene que hacer principalmente con habilidades de lectura y escritura.

Recursos de acceso al idioma

Nuestros hijos están siempre mirando y aprendiendo de nosotros, de lo que decimos y de lo que hacemos. El prejuicio de edad es ambos una preferencia de opiniones, preocupaciones y valores de los adultos y una actitud negativa o devaluación de las opiniones, preocupaciones y valores de los jóvenes. 

El prejuicio de edad por los padres puede… 

  1. Dañar la relación con los padres,
  2. Dañar las relaciones del niño con otros adultos en su vida,
  3. Disminuir su sentido de autovaloración y autoestima,
  4. Modelar intimidación y amenazas de violencia como formas de controlar a otros,
  5. Confundir los límites personales,
  6. Enseñarles que a nadie le importan sus problemas
  7. Aumentar barreras para conseguir ayuda de otros
  8. Y causar otras consecuencias negativas.

Cada una de estas es un factor de riesgo para que los jóvenes se conviertan en una víctima o perpetrador del abuso y violencia. Más abajo hay ejemplos del prejuicio de edad y que es lo que los jóvenes pueden llegar a aprender de ello. 

Negar a un adolescente el control sobre su cuerpo: “Vete a tu cuarto y ponte algo apropiado!”
Los jóvenes aprenden: Está bien que alguien me diga cómo vestirme.

Invalidar los problemas de los jóvenes: “Es sólo una etapa. Lo superarás.” o “Oh, es sólo amor de jóvenes.”
Los jóvenes aprenden: Problemas reales como la agresión psicológica y el abuso cibernético no son graves.

Insultar a un joven y su inteligencia: “Estás actuando cómo un niño.” o “¿Cuando vas a madurar?”
Los jóvenes aprenden: Mis problemas no te importan, entonces no vale la pena compartirlos contigo.

Ridiculizar los intereses de los jóvenes: “Todo lo que haces es pasar el tiempo en tu cuarto con tus dibujos. Ve afuera y haz amigos.”
Los jóvenes aprenden: A mis padres no les importa mis intereses y ellos no entienden mis retos.

Hablar de un joven como si ese joven no estuviera presente: “Él es solitario. No se ve que él tenga muchos amigos o que le importe la escuela. Él crecerá para convertirse en un fracaso.”
Los jóvenes aprenden: Todos saben que estoy batallando, pero a ellos no les importa.

Dar órdenes o establecer reglas sin una explicación: “Lo harás porque yo dije.” o “¡Vete a tu cuarto!”
Los jóvenes aprenden: Si quiero que alguien haga algo, no tengo que explicar el porqué.

Arbitrariamente e injustamente “disciplinar” o negar “privilegios”: “De nuevo estas tarde de tu horario de llegada. Mañana estás castigado.” o “Te dije que no me contestaras, dame tu teléfono.”
Los jóvenes aprenden: Mis padres no son gente razonable.

Enseñar a los jóvenes que dar respeto significa obedecer a la autoridad: “¡Mientras estés en mi casa, lo harás!” y “Quiero que me ames, pero más que eso quiero que me respetes.”
Los jóvenes aprenden: El amor y el respeto son dos cosas diferentes. El respeto significa ser obediente.

Enseñar a los jóvenes que si ellos protestan contra el maltrato hacia ellos, pueden ser sometidos a más castigos: “Si me faltas el respeto de nuevo, te pegaré.”
Los jóvenes aprenden: Soy incapaz de resistir el tratamiento injusto de mis padres.

Enseñar a los jóvenes el maltrato le duele más a la persona maltratandolos: “Esto me duele más a mi de lo que te duele a ti.”
Los jóvenes aprenden: Necesito ser empático con la gente que me lastima antes de que yo empiece a hablar del daño que me hacen.

Ser condescendiente hacia los jóvenes: “Tu no eres lo suficientemente grande para saber.” o “Te lo diré cuando seas mayor.” o “¡No toques eso, lo quebrarás!” o “¿Qué sabes tú?¡Tú no has vivido la vida!”
Los jóvenes aprenden: Nadie piensa que soy capaz de cualquier cosa. 

Negar a los jóvenes la autonomía y control sobre sus cuerpos y espacio personal: Recoger niños pequeños, besarlos, tirar sus cachetes, o tocar su pelo sin antes preguntar.
Los jóvenes aprenden: Está bien cuando los adultos invaden mi espacio personal y me tocan sin mi consentimiento.

Doble estándares – los padres le gritan a los jóvenes con impunidad, pero los jóvenes son disciplinados si ellos le gritan de vuelta a sus padres: “Gritandoles: ¡Nunca le grites a tu madre de esa manera!”
Los jóvenes aprenden: Los padres son hipócritas.